Centro de formación Cesur

ImagenCuando el equipo gestor de Cesur (Centro Superior de Formación Europa Sur), se puso en contacto con Ingenio Madrid tenían un problema nada sencillo de resolver; Cesur había obtenido licencia como centro de formación en el año 2005, para un establecimiento de aproximadamente 320 m², tras lo cual decidieron ampliar su negocio anexionando el local colindante a su actividad, sin tener en cuenta si dicha circunstancia sería viable o no desde el punto de vista de la obtención de los correspondientes permisos municipales.

Una vez adquirido el local contiguo decidieron informarse  tanto en la Junta Municipal como a través de diferentes empresas dedicadas a la obtención de licencias de apertura, sobre el tipo de trámite a seguir para ampliar la licencia previamente obtenida.

La respuesta fue mayúscula, puesto que les informaron de que directamente no podrían obtener los permisos correspondientes para ampliar su licencia.

ImagenEste es el motivo por el cual Ingenio Madrid ofrece, y recomienda, llevar a cabo previamente a acometer ciertas inversiones de entidad la realización de un Estudio de Viabilidad de la implantación de una determinada actividad en un emplazamiento, dado que lo contrario puede traer aparejado el poner en riesgo la totalidad de la inversión realizada.

La respuesta de Ingenio Madrid fue otra; como suele ser habitual, estudiamos la situación para identificar los problemas con el fin de buscar soluciones adecuadas a los mismos.

En este caso el problema principal era que el Plan General de Ordenación Urbana de Madrid impone ciertas restricciones a la implantación de ciertos usos, especialmente si se pretende llevar a cabo dicha implantación en edificios cuyo uso principal es el residencial.

En concreto, el escollo en apariencia insalvable para Cesur era que, al realizar la ampliación, la ocupación resultante del conjunto del establecimiento, que en total ocupaba una superficie de unos 600 m², superaba los límites indicados en el artículo 7.6.11 del vigente Plan General de Ordenación Urbana del Ayuntamiento de Madrid haciendo que necesariamente debiera formularse un Plan Especial que debería aprobar la Junta Municipal correspondiente para la autorización del uso propuesto en la ubicación, con, como mínimo, el quebranto en tiempo y en costes que ello supone.

Cualquier ingeniería que haya formulado un Plan Especial de Control Urbanístico-Ambiental (y no son muchas las empresas del sector capaces de llevar a cabo semejante actuación), sabe que los riesgos asociados a la formulación de dichos Planes son considerables, dado que al fin y al cabo un Plan Especial no es más que la solicitud de autorización de una situación anómala (bien un uso no permitido por las Normas Urbanísticas en un determinado emplazamiento, bien el control de aspectos urbanísticos-medioambientales que desaconsejan a priori la ubicación de una actividad en un determinado emplazamiento), para su aprobación o no por parte de los servicios técnicos municipales.

Para añadir más incertidumbre, Cesur necesitaba contar, como suele ser el caso en empresas dedicadas a la formación no reglada, con la licencia del establecimiento si quería optar a ciertas subvenciones oficiales, y además requería de dicha licencia en un corto espacio de tiempo, lo cual hacía que se encontraran en un callejón sin salida cuando contactaron con los profesionales de Ingenio Madrid.

Una vez identificado el problema, y contra el criterio mostrado por las demás fuentes a través de las cuales se habían informado, los técnicos encargados del expediente por parte de Ingenio Madrid pusieron sus amplios conocimientos técnicos y urbanísticos al servicio de la solución del problema planteado, dado que en nuestra opinión el resto de empresas y técnicos se habían quedado en la observación de dicho problema, perdiendo de vista lo realmente importante siempre cuando surge un contratiempo en la obtención de una determinada licencia, que es la solución.

Con bastante trabajo de por medio se consiguió finalmente llegar a una solución que no implicara la formulación de un Plan Especial, obteniéndose la licencia correspondiente para la totalidad del centro de formación.

Este artículo pretende mostrar como la perseverancia, la experiencia y los conocimientos técnicos y normativos son fundamentales a la hora de resolver los posibles problemas que pueden encontrarse en el camino hacia la obtención de una determinada licencia de apertura, y cuál es la utilidad de la realización de los Estudios de Viabilidad previo a la adopción de ciertas decisiones económicas.

Desearle a los integrantes del Centro Superior de Formación Europa Sur la mejor de las suertes, con el orgullo por nuestra parte de haber podido contribuir a que el desarrollo de su actividad se pueda llevar a cabo con la mayor de las tranquilidades, cuando su perspectiva antes de contactar con Ingenio Madrid era completamente negativa.

Ingenio Madrid, perseveramos en su licencia.

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s