Nueve de cada diez comercios podrán abrir sin licencia en la capital

La crisis económica debe forzar, en opinión del PP, “un cambio de modelo”, “poniendo el acento en este momento en la creación de riqueza y de empleo por encima de otros aspectos que ahora deben pasar a segundo plano”. Esos “otros aspectos” a los que hacía referencia esta mañana el concejal de Economía del Ayuntamiento de Madrid, Pedro Calvo, son la veintena de normas que debe cumplir rigurosamente un empresario para poder abrir un comercio en la capital. A partir de ahora, “para que el sistema funcione de una manera más ágil”, “se va a invertir la carga de la prueba”, es decir, se va a dar por hecho que el que empresario cumple la ley a la hora de crear su negocio.

A partir de junio comenzará a tramitarse una modificación en la ordenanza de gestión de licencias que permitirá que, antes de que termine el año, se sumen cerca de una veintena de actividades al catálogo de las que pueden emprenderse con tan solo una comunicación previa al Ayuntamiento. Así, el volumen total se incrementará entre un 10% y un 15%, de forma que nueve de cada diez empresarios (y no siete de cada diez, como hasta ahora) puedan abrir su negocio sin necesidad de licencia previa. “La obtención de licencia no puede ser un elemento distorsionador”, en opinión de Calvo, que prevé que este trámite desaparezca o se haga a posteriori (con el local ya en funcionamiento) “salvo cuando sea precisa una obra de gran calado o se trate de una actividad muy compleja”.

En realidad, la comunicación previa no es instantánea, es decir, el empresario no puede acudir al Ayuntamiento o a una de las empresas privadas de gestión de licencias, anunciar su intención de abrir una hamburguesería en su barrio, y salir por la puerta con el visto bueno del funcionario de turno. Se trata de un proceso administrativo que, por regla general, requiere de 77 días para ser completado (es decir, dos meses y medio), lo que tampoco excede en demasía lo que se demora el procedimiento ordinario (107 días, un mes más). Sin embargo, con este sistema el Ayuntamiento cree haber encontrado el equilibrio entre “que el emprendedor pueda iniciar su actividad en el plazo más breve, y al mismo tiempo se garantice el derecho de los ciudadanos a que la actividad se desarrolle conforme a derecho para que no genere molestias”.

La previsión del Ayuntamiento pasa porque este año se concedan 4.284 permisos previos, frente a 1.952 licencias tramitadas por la vía ordinaria. Esta proyección apenas refleja en cualquier caso el cambio de normativa, puesto que éste no estará presumiblemente listo hasta finales de año. Se prevé realizar 1.668 inspecciones aleatorias para comprobar que los negocios cumplen la normativa. Es decir, de oficio se revisará sólo un 27% de los locales a los que se ha permitido abrir ese año. Y eso en el mejor de los casos, porque un porcentaje de esas inspecciones se realiza en negocios que llevan más tiempo abiertos.

El grueso de las inspecciones se llevará a cabo cuando se haya producida una denuncia por presuntas molestias o irregularidades (según la previsión, se harán 3.228). En 2011 se abrieron, a resulta de inspecciones, un total de 3.211 expedientes sancionadores, la mayoría (2.815) por falta de seguro, aunque también por incumplimiento de horarios (272) o de aforo (93), por ejemplo.

¿A qué se refería entonces la alcaldesa, Ana Botella, cuando en su discurso de investidura, el pasado mes de diciembre, prometió que las empresas podrían abrir sin necesidad del visto bueno municipal? La regidora no estaba pensando en esta agilización (“sutil”, en palabras de Calvo) de la normativa municipal, sino en los cambios legales que prepara el Gobierno central (PP) y, sobre todo, la Comunidad de Madrid (PP). El sistema que tiene pensado implantar la presidenta regional, Esperanza Aguirre, pasa porque el emprendedor pueda abrir una empresa con solo una declaración jurada de su intención de cumplir la ley.

Pedro Calvo ha aportado esta mañana también un dato optimista en la rueda de prensa convocada para desgranar el balance de los dos primeros años del nuevo sistema de gestión de licencias municipales. Según ha dicho, en el primer trimestre de 2012 se solicitaron 2.194 permisos de apertura, frente a los 1.955 del mismo periodo de 2011. “Pese a la crisis, recibimos más solicitudes. Es un positivo, puede ser un síntoma de recuperación si se consolida más trimestres”, ha explicado con mucha prudencia.

Fuente: El Pais

“Si necesita tramitar su Licencia de Apertura no dude en consultar con Ingenio Madrid, estamos para ayudarle”

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s